Así lo señala el reciente estudio del Banco Central: “Fin a la violencia en América Latina: una mirada a la prevención desde la infancia a la edad adulta”

Consumir pescado para prevenir la violencia

IPac. - 16 de febrero de 2017

Banco MundialComer pescado reduce los comportamientos agresivos y se halla, según el Banco Mundial en su estudio “Fin a la violencia en América Latina: una mirada a la prevención desde la infancia a la edad adulta”, entre las maneras innovadoras  de luchar con esta lacra en alza en América Latina y el Caribe.

De hecho, según las estimaciones de la organización mundial, hay 24 homicidios por cada 100.000 habitantes, cifra que la Organización Mundial de la Salud ha clasificado como epidemia. Sólo 10 países de la región tienen tasas más bajas.

Para el Banco Mundial, que se suma a la ya más que extendida tesis de que no hay una única fórmula o política ganadora para dar solución a esta situación, “más empleos o mejor educación por sí solos no pueden contra este flagelo, sino una combinación de todos y muchos más, adaptándose a la realidad de cada comunidad”.

Banco Mundial Publicación Fin a la violencia en América LatinaAsí, en dicho estudio, la organización internacional especializada en finanzas que depende de las Naciones Unidas, recopila distintas e innovadoras maneras de abordar el crimen “con probada efectividad”. Entre ellas: comer pescado. “Acciones tempranas realizadas con jóvenes encarcelados en países en desarrollo demostraron que mejorar la nutrición, especialmente las dietas enriquecidas con ácidos grasos esenciales normalmente hallados en el pescado, atenúa comportamiento agresivo” indica el Banco Mundial.  Y es que, añade, “los ácidos grasos esenciales remedian las deficiencias en la química del cerebro asociadas con los comportamientos impulsivos".

Como se mencionaba más arriba, para tratar de reducir la violencia, es necesario una combinación de fórmulas o políticas. Así, entre las maneras innovadoras de abordar el crimen, además del consumo del pescado, señala el Banco Mundial la atención prenatal; programas de desarrollo infantil temprano que permitan a los niños evitar ser condicionados por los antecedentes familiares; más tiempo en la escuela; calidad en el trabajo; postes de luz; prohibir el alcohol, o mostrar afecto y solidaridad.

Descargar el estudio aquí.