Informe de Deloitte y DNV-GL

La tecnología “blockchain” y la transparencia en la acuicultura

Ipac - 14 de marzo de 2019

Acuicultura Salmon Escocia_ Universidad de GlasgowDeloitte y DNV-GL han publicado un informe sobre cómo incrementar la transparencia y la eficiencia en la cadena de suministro global de productos pesqueros. El objetivo del informe es analizar cómo las tecnologías digitales, como el “blockchain”, pueden mejorar la transparencia de la industria. Pero, ¿qué es la tecnología “blockchain”? Un registro, o base de datos, descentralizada, con la información encriptada, que no pertenece a un solo usuario sino que se va distribuyendo a lo largo de la cadena de valor, garantizando la misma información a todos los operadores en la misma. El sistema registra los datos, que no se pueden alterar, de las transacciones a lo largo de la cadena, incrementando la transparencia y la confianza de los operadores.

Para la ejecución del informe se han realizado entrevistas con una veintena de empresas y expertos en el sector pesquero que han destacado los retos, las barreras y las oportunidades existentes. Los principales retos que se han detectado en las entrevistas con los operadores se refieren al flujo de datos y de información, tanto con relación a la falta de operatividad entre los sistemas comerciales de las partes como a la calidad de los datos suministrados. Se destacan, además, los riesgos que existen sobre la reputación de la industria ya que las noticias dañinas perjudican a todos los operadores; o incluso la falta de información respecto al consumidor y sus necesidades. 

El estudio ha detectado que incluso habiendo datos relevantes no siempre se remite la información a las partes; muchas veces los sistemas no han sido diseñados para compartir los datos de trazabilidad; y hay una falta de estandarización a lo largo de la cadena. El informe es además crítico en algunos aspectos ya que también denuncia una falta de disposición general a compartir información o datos, a la falta de madurez de algunos operadores más reticentes y que en muchos casos implementar nuevos sistemas de trazabilidad requieren de una reforma profunda de los procesos.

¿Cuáles son las ventajas del “blockchain”?

Frente a un sistema tradicional de trazabilidad, el “blockchain” incrementa la visibilidad ya que cada operador tiene acceso a las transacciones registradas lo que facilita el análisis de los datos. Además, aumenta la transparencia ya que al registrar todas las transacciones, una parte del producto se puede trazar de principio a fin reforzando la confianza del consumidor e incrementando la responsabilidad corporativa, además de la colaboración entre los operadores ya que permite identificar riesgos y evitar disrupciones, además de realizar los ajustes del proceso de manera rápida. Las ventajas de esta información superan los límites del consumidor ya que también sirve de base para la toma de decisiones por parte de las instituciones financieras, empresas aseguradoras o administraciones públicas, apuntan. 

Luca Crisciotti, CEO - Business Assurance en DNV GL  explica que “la tecnología blockchain aun es emergente” pero hay una demanda “clara por parte del consumidor y de otros operadores clave de transparencia, de construir una cadena de valor productos pesqueros confiable. Las empresas respetables que son capaces de trabajar juntas, eliminando barreras como el intercambio de datos o la interoperatividad, por ejemplo, tienen mucho que ganar ya que permite destacar la deficiencias operativas y crear confianza en sus productos”.

¿Qué datos habría que transmitir?

El informe destaca cuatro datos claves: dos relacionados con la obtención del pescado y su transformación y dos con el medioambiente. Así, en el primer bloque se establece la información sobre el pescado en sí (información sobre la granja de cultivo, el origen y el pescado); y la información sobre la calidad, el proceso y la geolocalización con datos sobre la composición del pienso; la descripción de la granja; y las condiciones medioambientales. Y en el segundo bloque, los datos sobre las operaciones, tratamientos, condiciones de gestión de riesgos, datos de seguros y de financiación; y, por último, los datos sobre la plataforma (descripción de la planta o prácticas pesqueras) y condiciones ambientales.