Mayor interacción y búsqueda de sinergias

IPac. - 15 de diciembre de 2011

Entre los días 21 y 24 de noviembre se celebró en Castelldefels, Barcelona, el XIII Congreso Nacional de Acuicultura. Con un extenso programa cargado de sesiones científicas y técnicas, debates, reuniones sectoriales y actividades paralelas, este congreso científico-técnico que se celebra cada dos años, logró reunir, una vez más, a científicos de toda España, administraciones y empresas con el fin no sólo de presentar los últimos avances y resultados obtenidos en investigación en el ámbito de la acuicultura sino que, también, como cada ocasión, se convirtió en un lugar de encuentro y de interacción entre los distintos agentes implicados.

Ocho sesiones científicas: nutrición y crecimiento, sanidad animal, medioambiente, reproducción, economía, calidad, tecnología de la producción y genética; seis sesiones técnicas: bivalvos, comunicación y divulgación científica en Internet, nuevos retos de la acuicultura continental, acuicultura sostenible: nutrigenómica, salud y calidad; “pescado de crianza ¡Sí gracias!” y Aquaculture Canada-Spain: a perfect mach?; además de cuatro sesiones paralelas: mesa redonda sobre acuicultura de corvina, clusterización: Aqüicat, planes estratégicos y la presentación de Plan Estratégico de la Acuicultura Marina Española, fueron el centro neurálgico de este encuentro, que a mayores contó con la conferencia inaugural impartida por la investigadora del Cambio Global en el Institut Mediterrani d’Estudis Avançats, Nuria Marbá; la entrega de la insignia de oro de la Sociedad Española de Acuicultura (SEA) al reconocimiento y trayectoria profesional de dos pioneros de la acuicultura Juan Espinosa de los Monteros y Francecs Castelló; la entrega de los premios ACUIFOTO por parte de la Fundación OESA; una visita al centro de investigación del IRTA y a las instalaciones de “Acuicultura els Alfacs”, y distintas actividades lúdicas.

ACUICULTURA, ALIMENTACIÓN Y POBLACIÓN MUNDIAL
El XIII CNA, no pudo tener mejor comienzo, y en la conferencia inaugural ya se destacaba la importancia de la acuicultura a nivel mundial y el importantísimo papel que está destina a jugar en el suministro de alimento mundial a lo largo de este siglo. Bajo el título “El papel de los océanos en la alimentación humana del siglo XXI. Efectos ambientales de la acuicultura”, Nuria Marbá, del Institut Mediterrani d’Estudis Avançats, destacaba que dadas las estimaciones de Naciones Unidas, según las cuales la población mundial en el año 2050 superará los 9.000 millones de personas, las fuentes de alimento actuales (agricultura, ganadería y pesca) no serán suficientes para satisfacer esa demanda creciente de alimento. Por un lado, señalaba la investigadora, “la extensión de terreno agrícola existente difícilmente podrá aumentar, lo que limitará el crecimiento de la producción de alimento en tierra”; por otro, el agua dulce como medio producción “ya no sólo es escasa en algunas zonas, sino que su disponibilidad actual descenderá debido al cambio climático”; y a lo anterior, explicaba, se añade que “tampoco se puede esperar un incremento de la producción pesquera cuando ya muchos de los stocks en la actualidad están sobreexplotados”. Por tanto, reconocía Marbá, “la acuicultura marina, es el único sector productor de alimento cuyo crecimiento no se verá limitado ni por la disponibilidad de agua ni de espacio”. A lo anterior la investigadora también señalaba, y hacía especial hincapié, en que para que esto sea posible, y entre otros logros, “habrá que conseguir cerrar el ciclo de producción -como producir las harinas de pescado en cultivos o cerrar el ciclo de vida en cautividad-, disminuir el nivel trófico, desplazar los cultivos a mar abierto, pasar de monocultivos a policultivos -incluso combinando las granjas acuícolas con granjas productoras de otros recursos, como la energía- y minimizar impactos en el ecosistema adyacente”. Si se superan estos retos, concluía, “probablemente el alimento no limitará la capacidad de carga del planeta durante el siglo XXI”.

Tras los primeros esbozos de la importancia de hacer frente a determinados logros para hacer de la acuicultura una actividad de futuro, y además rentable desde el punto de vista empresarial, durante dos días, investigadores y empresarios, además de representantes de la administración asistieron y participaron de las distintas sesiones en la que se estructuró esta edición del congreso. Por lo que respecta a las sesiones científicas, se dieron a conocer algunos de los más sobresalientes resultados y avances producidos en materia de investigación en los distintos campos en los que se trabaja en España en acuicultura; unos trabajos que por la importancia que puedan tener para todos los interesados en acuicultura, están disponibles en la página web del congreso (www.seacongresos.org).

Otros de los aspectos destacados han venido de la mano de las sesiones técnicas y paralelas donde la interacción con el sector empresarial ha sido más intensa y dónde se ha pretendido dar soluciones, expresar opiniones y realizar propuestas en distintas materias, desde como crecer y de qué manera hacerlo hacia mar abierto, a qué posibilidades, problemáticas y perspectivas son con las que cuenta la producción de corvina; cómo se puede mejorar la comunicación y la interacción entre el colectivo investigador y el sector empresarial; cómo hacer llegar la información a la sociedad, o el renovado Plan Estratégico de la Acuicultura Española.

MAR ABIERTO, COMPLICACIONES A CORTO PLAZO
Si bien ya en la conferencia inaugural del congreso se abogaba por desplazar los cultivos a mar abierto, y durante años se ha planteado o sugerido que el futuro desarrollo de la acuicultura se encuentra en el offshore, a día de hoy, si lo que se pretende es desplazar la actividad a grandes distancias de la costa, no parece que sea algo ni sencillo ni muy factible. De hecho, de la sesión técnica “Análisis de la diferentes estructuras de cultivo en mar abierto”, donde se pusieron sobre la mesa las características, ventajas y desventajas de distintas estructuras que se han diseñado hasta el momento, como REFA, FarmOcean, SadcoShelft, AquaSpar, Acuapod, Ocat, Subflex o Kzo Sea Farms -algunas de ellas ya en el mercado-, se podría extraer que todavía queda mucho por hacer.

En principio, este tipo de estructuras que puedan posibilitar el desplazamiento a grandes distancias la actividad, se exponía, “deberían resistir las duras condiciones del entorno, proporcionar un entorno seguro y adecuado para el personal, hacer posible y facilitar el trabajo que va a asociado a esta actividad -desde las siembras a la despesca pasando por la alimentación o la limpieza de la redes-, y que, por supuesto, sea un lugar confortable y seguro para los peces”. Entre las conclusiones extraídas de esta sesión técnica, se podría destacar que las estructuras desarrolladas hasta el momento (y muy pocas puestas en práctica en condiciones de actividad real) todavía son muy complejas y exigen además una altísima inversión, un elevado circulante y altos costes de mantenimiento. Resaltando asimismo que, todavía, son muchos los problemas a solucionar: pescas, roturas, cambio de redes, fouling, condiciones trabajo, etc. Otra de las cuestiones planteadas que se dejaron sobre la mesa es que la estructura, aún pudiendo aguantar el hidrodinamismo, ¿sería, en todo caso, un lugar confortable para los peces? porque “el bienestar de nuestros peces acaba con un cash-flow positivo”, se advertía. Durante la sesión, se reconocía que gran parte de estas estructuras desarrolladas son “sólo proyectos”, y que, definitivamente, lo que da resultado hoy en día son, todavía, las jaulas tradicionales, y así sucede en Cataluña, explicaba Antonio Marzoa, donde ya se está produciendo en condiciones de mar abierto.

CORVINA, ESPECIE DE GRAN POTENCIAL QUE NO DESPUNTA
Hace unos años las previsiones de producción de corvina eran altísimas, pero tras un rápido crecimiento, esta producción se ha estancado, lo que le ha llevado a  situarse en el momento actual muy lejos de aquellas previsiones iniciales. ¿Qué ha sucedido con esta especie que estuvo, o está, llamada a ser el salmón del mediterráneo? Sobre estos aspectos y otros, como la reproducción, el cultivo larvario, el engorde o la comercialización, se debatió en la mesa redonda celebrada sobre acuicultura de corvina durante el XIII CNA. Tras la exposición de los expertos, muy pocas dudas cabían de que la corvina no fuese una especie ideal para producir en cautividad, y precisamente, entre muchas de las ventajas allí expuestas, destacaban, entre otras, que es una especie susceptible de ser cultivada en tanques e o jaulas, con mucha tolerancia a los cambios de salinidad, con elevada tasa de crecimiento, con alto índice de aprovechamiento del filete, con altos índices de conversión de alimento, con bajo contenido en grasa, de carne de calidad, textura firme, con buena aceptación por el consumidor, etc. En otro orden de cosas, y por lo que se refiere a la reproducción se dejó constancia de que la puesta inducida, hormonal, está muy documentada y que existe ya un protocolo de reproducción de corvina que da excelentes resultados. Por lo que respecta al alevinaje, y a pesar del canibalismo hasta los 10 gramos, la alta  dispersión en cuanto a tamaños que obliga a frecuentes clasificaciones, o su sensibilidad a la manipulación, tampoco parece que sea una fase que suponga excesivos problemas si la manipulación y el manejo es el adecuado; y además, y en esta fase, el pienso que se utiliza contiene menos grasa que en el caso de la dorada y la lubina, y, por tanto, es más eficiente. Con respecto a la fase de engorde, las cosas están claras: óptimo índice de conversión y elevado crecimiento -donde la alimentación y el manejo de los peces son elementos esenciales-, “lo que la hace una especie candidata, muy importante, para la acuicultura”.

Dadas todas esas ventajas, ¿qué ha llevado a ese estancamiento en la producción? Entre las razones barajadas, y a pesar de que es muy bien aceptada en el mercado, no es una especie muy conocida,“hace unos años la oferta de producto superó con creces la demanda de un público que no estaba preparado para recibir tamaña cantidad”, señalaba Eloy Messeguer, de Dibaq. “Los precios cayeron de forma muy importante, y remontar los precios es enormemente difícil”, añadía. Unos problemas que vinieron, por tanto de la mano del propio sector productor, que no supo gestionar el mercado. Por el potencial de esta especie, y a corto plazo, se abogaba por trabajar más a nivel de manejo y gestión en las jaulas y como estrategia futura posible en el mercado se proponía: asegurar la frescura del producto nacional y generar mayor valor añadido a través de productos tales como fileteado, ahumado, etc.

BIENESTAR DE LOS PECES Y CALIDAD DE LA CARNE
Durante la sesión de nutrigenómica, salud y calidad se abordaron, entre otros, qué factores son más restrictivos a la hora de promover el uso de fuentes alternativas de materias primas, también las nuevas tendencias en el uso y desarrollo de aditivos, piensos salud y limitaciones terapéuticas actuales, o cómo puede contribuir la genómica funcional al desarrollo sostenible de la acuicultura. El punto de partida de esta sesión estaba claro: la dieta del pez es esencial en la composición del filete y de ahí que la sesión se centrase en aspectos tales como en qué debe basarse esa alimentación, cuál es fase es la más adecuada para proporcionársela, y qué otras formas hay de cuidar al pez para darle al filete la composición requerida.

Está claro que la tendencia en alimentación en peces están cambiando de forma continuada, y los ingrediente vegetales están al orden del día, de modo que una de las soluciones más utilizadas para no variar en demasía la calidad final del filete es el uso de dietas finalizadoras precedido de periodos de niveles bajos de ingesta, se señalaba. Se destacaba, también, que dentro de esas nuevas tendencias en la alimentación, uno de los objetivos es conseguir dietas más sostenibles desde el punto de vista económico y ambiental pero también que puedan mejorar o estimular parámetros de crecimiento, la salud de los peces y, cada vez de forma más pujante, la calidad del producto final. En vista de esto, los expertos de esa sesión se centraron en aquellas líneas de investigación que tienen que ver con el desarrollo de aditivos (prebióticos, probióticos, vitaminas, minerales, aceites esenciales, etc); así como de alimentos funcionales y piensos salud.

INSIGNIAS DE ORO DE LA SEA

Durante la cena de gala del XIII CNA, la Sociedad Española de Acuicultura (SEA) hizo entrega de sus insignias de oro a los pioneros de la acuicultura Francesc Castelló y Juan Espinosa de los Monteros, en reconocimiento a su trayectoria profesional y su apuesta por el desarrollo de la acuicultura en España.

El Doctor Francesc Castelló fue reconocido como uno de los pioneros, desde la Universidad de Barcelona, de la acuicultura española, impulsor de la actividad acuícola en Cataluña, así como por su destacada y extensa trayectoria profesional en este campo.

Por su parte, Juan Espinosa de los Monteros fue reconocido por su contribución al desarrollo inicial de la acuicultura en España mediante la puesta en marcha del Plan de Formación de Técnicos Superiores en Acuicultura en 1984, del que surgieron investigadores de referencia de la acuicultura española. Otro de los logros de Espinosa de los Monteros fue ser el impulsor de la creación del Observatorio Español de Acuicultura, el germen de la actual Fundación Observatorio Español de Acuicultura.

 

UN PLAN ESTRATÉGICO PARA LA ACUICULTURA ABIERTO A APORTACIONES
Durante el congreso también se presentó el Plan Estratégico para la Acuicultura (PEA) Española. Se trata de una herramienta actualizada puesto que las condiciones en las que fue planteado en 2007, explicaban los ponentes, cambiaron de forma sustancial en los últimos años, lo que ha llevado a una situación más conservadora y a establecer otro tipo de acciones. El Plan presentado se estructura en 3 capítulos, abordando el diagnóstico sectorial, el análisis de prospectiva en términos de producción y la planificación estratégica en sí misma. Establece 4 líneas estratégicas: marco normativo institucional, imagen sectorial, producción y mercados e I+D+i. Y en él se han detectado 45 acciones estratégicas y, de ellas, 9 urgentes a consensuar por todos los agentes implicados.

El debate posterior a la presentación del PEA, contó con opiniones y propuestas diversas, entre otras, se echó de menos un “pilar fundamental” como es el de la productividad, el haber excluido sectores como el de la acuicultura continental, dar un mayor peso al enfoque ejecutivo y menos teórico -y entre esos indicadores ejecutivos desbloquear las concesiones de acuicultura y ley de costas-, también se propuso incluir una evaluación de impacto ambiental, planes de formación continuada, o estudios sobre valor añadido. E, incluso alguno de los ponentes, propuso un replanteamiento del mismo: “muchas de las cosas aquí propuestas ya se han puesto en marcha y no se ha logrado nada”.

En estos momentos, la SGM ha abierto un periodo de consulta, que se prolongará hasta el 15 de marzo, para que las administraciones, sector, y resto de agentes implicados que trabajan en la acuicultura española, realicen sus aportaciones al documento, entre ellas las propuestas en este encuentro. El PEA se puede consultar en la web del MARM.

En otro orden de cosas, durante el XIII CNA también se celebró el segundo Foro “Planes Nacionales de Cultivos Marinos”, entre los que se expusieron el “Plan Nacional de Desarrollo de un programa piloto de mejora genética en dorada”; el “Plan Nacional de Gestión sanitaria de la acuicultura: adaptación a la nueva normativa”; el “Plan Nacional de análisis y evaluación de sacrificio de peces marinos de cultivo. Consecuencias sobre la calidad de la carne, estrés y bienestar” y el “Plan Nacional de Selección de Indicadores de determinación de referencia, diseño de programas y protocolos de métodos y medidas para estudios ambientales de acuicultura marina”, al que le siguió el Panel sobre el protocolo estandarizado para el seguimiento ambiental de los cultivos marinos en viveros flotantes (más información en la pág. 23).

CONVERTIR LA CIENCIA EN NOTICIA
Bajo el nombre de “comunicación y divulgación científica en Internet” se celebró una sesión técnica en la que se abordó el papel que juega, o que pueden jugar, los medios de comunicación en la divulgación de la ciencia. Entre las principales conclusiones de este encuentro destacan que los ciudadanos muestran un creciente interés informativo por las temas científicos, pero que, sin embargo, la presencia de ciencia los medios de comunicación es muy insuficiente; y que esa demanda de información científica, que no está suficientemente cubierta por los medios tradicionales, podría verse satisfecha por la oportunidad que suponen los nuevos canales de difusión. “Hay que convertir la ciencia en noticia”, alentó a los investigadores Fernando Tordecilla, director de Divulgación y Comunicación Internacional en la Fundación Ciudad de la Energía. Y entre las recomendaciones a seguir expuso: huir de tecnicismos, utilización de metáforas y símiles para contribuir a la comprensión y aprovechar los temas de actualidad.

También se apuntó, por parte de Soledad Gómez, del proyecto Mediamusea.com., la oportunidad que ofrecen las redes sociales a las instituciones para “estar en contacto con la sociedad”, tratando siempre, y como paso previo, de desarrollar una estrategia efectiva. “Hay que evaluar cada una de las redes sociales y ser conscientes de si nos interesa estar allí o no”; para ello, añadía, “habría que diseñar un plan de comunicación web con el objetivo de definir los públicos, las redes sociales, el contenido y el posicionamiento que se pretende alcanzar”. En esta misma sesión, Javier Remiro, director gerente de la Fundación OESA, expuso las funcionalidades de las herramientas que conforman la Red Nacional de Comunicación y Divulgación científica en acuicultura, ACUIRED.

 

PREMIOS ACUIFOTO

Foto: FoesaLa Fundación Observatorio Español de Acuicultura entregó, durante la cena de gala del XIII CNA, los premios del certamen de fotografía científica y de divulgación en acuicultura, Acuifoto 2011.

El primer premio, en la categoría de Ciencia en Acuicultura, fue para Jorge Hernández, por la fotografía titulada “Rodaballo X”. Esta misma fotografía se hizo, además, con el premio Votación Popular. El accésit para la categoría de Ciencia en Acuicultura recayó en manos de Esteban L. Álvarez, por su instantánea “Miradas”.

El primer premio en la categoría Acuicultura y Medio Ambinente, fue para Dácil Díaz, por la fotografía “Esperando la lluvia”, y el accésit de esta categoría fue para Esteban L. Díaz, por la imagen “Corrales”. Las fotografías premiadas pueden verse en la  web de la Fundación OESA.