Publicidad

La empresa portuguesa Finisterra se apoyará en fondos europeos para producir más mejillón, pasteurizar y llegar a más mercados

IPac. - 22 de noviembre de 2018

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin Imprimir

En el año 2010 dio inicio el proyecto Finisterra, producción acuícola de bivalvos en mar abierto en aguas de Sagres. El objetivo  de este proyecto era llegar a producir entre 3.000 y 5.000 toneladas de mejillones anuales de excelente calidad en una zona calificada como “A” por el IMPA. La empresa, que también tiene licencia para cultivar otras especies de bivalvos, como ostras o vieiras, cuenta además con instalaciones en tierra para depurar hasta 30 toneladas/día de bivalvos de zonas clasificadas como “B” en el puerto de Baleeira (Sagres). Posee, además, dos embarcaciones especializadas en acuicultura y una de apoyo.

Entre los objetivos de la compañía se hallan, y como se señalaba,  producir hasta 5.000 toneladas de mejillón fresco de la más alta calidad (con calibres de menos de 25 piezas por kilo); pero también comercializar mejillón en el mercado de la Unión Europea; y llevar a cabo un proceso de pasteurización y envasado refrigerado con una vida útil de al menos 60 días  para poder tener acceso a la totalidad de los mercados, no solo europeos sino internacionales.

Para cumplir estos objetivos, la empresa, tal como informa Mar 2020 en su último boletín, prevé concurrir a los fondos del Programa Mar 2020 en las convocatorias de “Producción acuícola” y “Transformación industrial de los productos de Acuicultura”. La primera de ellas con vistas a la instalación de una cuarta cuadrícula de producción en mar abierto y para construir una tercera embarcación con el propósito de disponer de los medios necesarios para extraer más de 4.000 toneladas de mejillón fresco al año. Con la segunda de las convocatorias a las que prevén acceder, pretenden construir una unidad nueva de transformación dedicada a la pasteurización del mejillón fresco.  Una capacidad de pasteurización que, según explican las mismas fuentes, permitirá a Finisterra, además de conseguir mayor valor añadido, llegar  no solo a los mercados europeos sino también otros tales como Japón, Dubai, Brasil o Estados Unidos.

La producción de Finisterra tiene la certificación de SGS de “Proceso Biológico” y actualmente está trabajando en los procesos de certificación ISO22000 y ASC, que prevé obtener  a  lo largo de 2019.

ipac. en Twitter

© 2018 IPacuicultura Nota legal Política de privacidad Por ipho