Publicidad

El mejillón pigmeo de Nueva Zelanda desplaza a mejillón nativo en el interior de las rías de Vigo y Pontevedra

Ipac. - 10 de julio de 2015

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Imprimir

Desde la introducción del mejillón pigmeo de Nueva Zelanda (Xenostrobus securis) todo indica que la especie nativa parece estar siendo desplazada en la parte interna de la rías. Este escenario es el que ha estudiado Ignacio Gestoso, de la Universidad de Vigo, en su tesis doctoral. Una tesis que ha tenido como objetivo evaluar la distribución y los mecanismos de invasión del mejillón X. securis, así como el impacto que tiene el establecimiento de esta especie sobre la fauna bentónica asociada a las piñas de mejillón.

Los resultados de dicho estudio, y así lo indican desde la Universidad de Vigo, muestran que el  X. securis está extendiéndose tanto en la ría de Vigo como en la de Pontevedra, “aunque por ahora la mayor abundancia se concentra en la parte interna de ambas rías y disminuye notablemente con el incremento de la salinidad hacia la parte media de las rías”.

El investigador, indican las mismas fuentes, apunta a la salinidad como factor principal para que el mejillón invasor se encuentre principalmente en las zonas interiores de las rías, provocando, el establecimiento de piñas de este mejillón pigmeo “cambios en el ámbito bentónico del intermareal rocoso, causando variaciones en la abundancias de especies dominantes”, según Gestoso; quien destaca, además, que la diferente actividad biológica del mejillón invasor, como por ejemplo, diferentes tasas de filtración, “puede que esté  promoviendo cambios en las capas biosedimentarias, que podrían afectar indirectamente a la fauna que habita en el sedimento”.

Otro de los efectos de esta invasión, según Gestoso, es que los depredadores tienen cierta preferencia por el mejillón nativo. “Se hallaron evidencias que sugieren que la presencia de abundantes poblaciones de mejillón nativo en la parte más interna de las rías podría favorecer a la supervivencia de los individuos del mejillón invasor al compensar parcialmente el efecto negativo de los depredadores”, esto es, que la especie gallega estaría permitiendo un mayor éxito en el establecimiento de las poblaciones alóctonas en las rías.

Otro de los objetivos principales de esta tesis ha sido explorar futuros escenarios en los que el cambio climático podría influir en el proceso de invasión de esta especie. Los trabajos experimentales que realizó el investigador, explican desde la Universidad de Vigo, mostraron que los cambios en la temperatura y en el pH del agua como consecuencia del cambio climático de origen antropogénico “pueden alterar la respuesta de los mejillones tanto a nivel individual como de población”. Las dos especies estudiadas respondieron a estos cambios, teniendo en general el invasor  una mayor resilencia que el nativo M. galloprovincialis a los cambios en la temperatura y/o en el pH. Así, explica el científico, “en un futuro escenario de cambio climático, X. securis podría tener alguna ventaja fisiológica que le permitiría llegar a ser progresivamente más dominante sobre el M. galloprovincialis en el área invadida”.

FUTURAS LÍNEAS DE ACCIÓN
A partir de los trabajos realizados por Gestoso en este ámbito, se abren una serie de futuras líneas de investigación. El científico destaca especialmente  la necesidad de llevar a cabo “un programa de monitorización de las poblaciones de ambas especies de mejillones, por lo menos en las Rías Bajas de Galicia, realizando muestreos espacio-temporales”. Subraya también el investigador que sería importante conseguir “una mayor interacción entre los investigadores y los diferentes sectores o actividades socioeconómicas que pueden verse afectadas, como herramienta clave para poder adoptar las medidas de gestión efectivas tanto en este caso, como en otras poblemáticas ambientales”.

ipac. en Twitter

© 2017 IPacuicultura Nota legal Política de privacidad Por ipho