Publicidad

El comercio internacional de bivalvos no alcanza el 5% del total producido

IPac. - 22 de marzo de 2017

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Imprimir

Globefish ha  publicado su último análisis sobre el mercado de bivalvos en el mundo. Un estudio en el que se confirma -a pesar de las importantes cifras de producción-, el escaso volumen que se  dirige al comercio internacional: algo menos del 5%.

Según los datos que baraja Globefish, cada año se producen en el mundo más de 14 millones de bivalvos en acuicultura, destacando la producción de China, que registra un 80% del total.  Sin embargo, las cantidades que acceden a los mercados internacionales anualmente rondan las 10.000 toneladas de mejillón, 180.000 t de almejas, 150.000 t de vieiras y 50.000 t de ostras. Se trata, así, de una de las producciones de la industria de productos del mar con tasas más bajas de incursión en el comercio internacional. Las razones fundamentales que esgrime  Globefish son la naturaleza de estos productos, altamente perecederos, y la peligrosidad potencial para la salud humana cuando no se manejan adecuadamente. Y es por ello que la mayor parte de los bivalvos se consumen en los propios países de producción. 

La Unión Europea, siendo uno de los principales mercados de bivalvos, capta más de un tercio del comercio total, fundamentalmente intracomunitario, y solo hay 13 países no comunitarios autorizados a enviar bivalvos vivos al mercado de la UE, “lo que deja constancia del estricto control sanitario al que se ve sometido este tipo de productos”. Dentro de la Unión Europea, destaca Globefish, el mercado francés “es muy representativo de todo el mercado europeo de bivalvos, ya que la demanda de este país marca la tendencia par todo el comercio de este tipo de productos en la UE” Y es que Francia es un importante productor de bivalvos, especialmente de ostras, pero también un importante importador y consumidor de bivalvos de países de la UE y de fuera de la UE (hace unos días nos hacíamos eco del informe de Eumofa sobre el mercado de ostras en Francia al que se puede acceder aquí).

Otro aspecto destacable de este análisis, hace referencia a la producción de mejillón, que en el mundo asciende a 2 millones de toneladas, con China acaparando el 50% del total. Y donde solo el 10% de la producción mundial se halla dentro de los canales de comercialización internacionales.

Entre los principales países productores, tal como recoge Globefish, se encuentran Chile y España con aproximadamente 230.000 toneladas cada uno. Concretamente, en el análisis realizado sobre el mejillón se destaca cómo la producción gallega ha ido perdiendo peso en la industria conservera local y cómo esta ha reemplazado la producción local por la chilena señalando literalmente que “el cultivo de mejillones es una actividad de pequeña escala en Galicia que, en el pasado, abastecía a las industria conservera. En los últimos años, los mejillones congelados de Chile reemplazaron a los mejillones locales españoles. Algo que generó ciertos conflictos con la industria española de mejillón y obligó a que varios productores de pequeña escala salieran del negocio”.

En cuanto a las ostras, China sigue siendo el principal país productor con más del 80% de la oferta total. Hace referencia Globefish a la producción de ostras de EEUU, “donde la aparición de nuevas variedades de ostras más resistentes a enfermedades condujo al resurgimiento del cultivo a pequeña escala. Una revivificación del sector productor que, además, fue estimulado por un creciente número de consumidores estadounidenses “interesados en comer productos pequeros locales y de alta calidad”. Según Globefish actualmente EEUU es uno de los principales importadores de ostra; en el primer semestre de 2016, se habían importado unas 5.000 toneladas.

ipac. en Twitter

© 2017 IPacuicultura Nota legal Política de privacidad Por ipho