Publicidad
FAO analiza las fortalezas y retos de esta industria

Acuicultura ornamental, un negocio de 15.000 millones de dólares y creciendo

Ipac - 31 de mayo de 2017

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Imprimir

La acuicultura ornamental es una industria en crecimiento y con una importancia al alza derivada de las restricciones que se imponen, también de manera creciente, a la captura de estas especies en el medio salvaje. En la actualidad, el comercio de especies ornamentales mueve cerca de 15.000 millones de dólares, ofrece servicios y oportunidades de trabajo a nuevos profesionales y contribuye al crecimiento económico de los países subdesarrollados.

Sin embargo, su desarrollo no está exento de desafíos futuros: la conservación y utilización sostenible de especies de peces ornamentales; la conservación del hábitat; la aplicación de prácticas pesqueras renovables y sostenibles; la regulación de los patrones de comercio internacional; o el reto de reducir la dispersión de especies exóticas exóticas, son algunos de los problemas a tratar según un artículo publicado por la FAO sobre esta industria.

La mayoría de las especies de acuario se importan en los EE.UU., seguido por Europa, Japón y otros países. Y aproximadamente el 90 por ciento de los organismos comercializados de agua dulce se crían, un porcentaje que se reduce drásticamente a menos de un 10 % en el caso de las especies marinas que proceden en su mayoría de la Región del Triángulo de Coral, representada por las aguas de los países del Pacífico de Indonesia, Malasia, Papua Nueva Guinea y Filipinas.

Y esta captura provoca daños medioambientales directos e indirectos derivados del uso de técnicas destructivas, como el cianuro; la pérdida de biodiversidad; el riesgo de introducción de especies exóticas o incluso de enfermedades o unos altos índices de mortalidad asociados con el transporte y las malas prácticas de cría a través de la cadena de suministro.

La acuicultura ornamental es, por tanto, una de las principales herramientas posibles para reducir la sobrepesca a lo largo de los arrecifes de coral, además, de suministrar animales más saludables, con mayor resiliencia para la supervivencia en condiciones cautivas, reduciendo los riesgos de propagación de enfermedades.

Cultivar especies para los acuarios, en vez de para las mesas, es una de las apuestas de países como Singapur o Estados Unidos, donde la producción de peces ornamentales es el cuarto mayor sector detrás del bagre, la trucha y el salmón, explica FAO y con Florida produciendo aproximadamente el 80 por ciento del valor total

Sin embargo, aunque la acuicultura puede ayudar a mantener la industria de peces ornamentales e incluso a restaurar poblaciones silvestres amenazadas, aún existe muy poca información disponible por lo que FAO considera necesario mejorar el control de la industria y la recolección de datos. 

ipac. en Twitter

© 2017 IPacuicultura Nota legal Política de privacidad Por ipho