Publicidad
Habría que hacer también más hincapié en la información al consumidor

Regulaciones "menos estrictas” impulsarían la acuicultura orgánica en Europa

Ipac. - 19 de junio de 2017

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Imprimir

A pesar del crecimiento de la popularidad de los alimentos orgánicos en los últimos años, en las tiendas europeas se ofrece una selección relativamente pequeña de pescado respecto a otro tipo de productos como las verduras, las frutas, o la carne. De hecho, y como destaca, Åsa Maria O. Espmark de Nofima,  el pescado producido orgánicamente es prácticamente inexistente.

Åsa Maria O. Espmark  ha sido la coordinadora de un proyecto europeo al que hacíamos referencia hace unos días: ORAQUA, en el que varios países propusieron nuevas recomendaciones científicas con el fin de actualizar las regulaciones existnes para la acuicultura ecológica en Europa, una actualización de las regulaciones que permitirían que el pescado orgánico también fuera más competitivo en el mercado.

"La UE desea ver crecer su acuicultura orgánica, pero para ello se requiere de regulaciones que permitan y conduzcan a ese crecimiento. Los consumidores, por su parte, deben ser también más conscientes de lo que implica la acuicultura ecológica. Muchos de ellos creen que el pescado orgánico es lo mismo que el pescado salvaje ", subraya Espmark, investigadora principal de Nofima.

LA PERCEPCIÓN DE LA ACUICULTURA ORGÁNICA POR PARTE DEL CONSUMIDOR
Como parte del proyecto ORAQUA, los investigadores realizaron una encuesta sobre la percepción del consumidor y la comprensión de la acuicultura orgánica.

En base a los resultados obtenidos, los consumidores europeos, según Espmark,  también tienen muchas dificultades para comprender lo que constituye el pescado orgánico. En la encuesta se preguntó a los consumidores del Reino Unido, Francia, Alemania e Italia cómo definirían la acuicultura orgánica. Según la investigadora, “una abrumadora mayoría cree que ‘orgánico’ es lo mismo que ‘natural’, lo cual, en ningún caso, está en línea con la regulación”.

Otro dato destacado de la encuesta es que los consumidores mostraron una variación considerable entre los diferentes países de la UE.

"Los consumidores alemanes tienen la visión más positiva de la acuicultura ecológica y son más conscientes ambientalmente hablando. En Alemania se hace más hincapié en el bienestar de los animales que en el Reino Unido, Italia o Francia, por ejemplo. También en los países que consumen gran cantidad carpa –y que se cultiva en un entorno muy similar al hábitat natural de la especie- los consumidores lo vinculan a algo que es muy importante para ellos ‘lo natural’. Sin embargo, en la regulación ‘natural’ se equipara a la comparabilidad entre los hábitats naturales y las condiciones ambientales en la granja piscícola, y en este caso nunca puede ser igual al de la naturaleza ", afirma Espmark.

ENTONCES, ¿QUÉ ES EXACTAMENTE LA ACUICULTURA ORGÁNICA?

"La producción orgánica significa esencialmente el mantenimiento del control total de la producción, la no utilización de fármacos sintéticos o pesticidas, y una estricta regulación de las condiciones de producción y de calidad del agua. En todo caso, se trata de un pez domesticado y no un salvaje”, destaca la investigadora de Nofima, que añade que “el conocimiento de esta naturaleza demuestra lo importante que es tener una amplia conciencia de lo que constituye la acuicultura orgánica".

En ORAQUA, los investigadores abordaron el cultivo de gran parte de las especies comerciales europeas de peces, moluscos, crustáceos y algas marinas. Las especies de peces cultivados incluían el salmón, la trucha y  la dorada.

Espmark revela que existe una gran disparidad con respecto a las normas aplicables a las diferentes especies en términos de reproducción, genética, sacrificio, etc. y que es importante incorporar los principios orgánicos en las recomendaciones, pero hace hincapié en que “algunas excepciones son completamente inevitables”.

"Tenemos que reconocer que algunas cosas simplemente no son posibles. Por ejemplo, es importante que la producción orgánica no contenga nada artificial, mientras que en la piscicultura es absolutamente necesario el uso de suplementos nutricionales -como los aminoácidos producidos por la fermentación-. La salud y el bienestar de los peces debe ser los primero ", dice Espmark.  También recuerda que la oxigenación del agua no está permitida en la acuicultura orgánica, “lo que limita la densidad de peces y produce una menor producción”, como tampoco está permitido el reciclaje del agua.

Espmark explica, asimismo, que muchos piden que la producción orgánica se base únicamente en las poblaciones de peces y materiales biológicos de origen orgánico; algo que se está encontrando con la oposición de varias partes de la industria, y que supondría cambios sustanciales para muchos de los involucrados.

"Nosotros recomendamos exenciones en esta área", dice la investigadora, explicando que "ya que el objetivo es aumentar la proporción de la acuicultura orgánica, una proscripción de este tipo iría en contra de ese desarrollo".

ipac. en Twitter

© 2017 IPacuicultura Nota legal Política de privacidad Por ipho