Publicidad

Continúa el floreciente mercado mundial del abalón

IPac. - 25 de julio de 2017

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Imprimir

El abalón, u oreja de mar,  es uno de los productos pesqueros más caros del mundo. La producción pasó de  captura a ser de cultivo, y hoy más del 95% de esta especie procede de la acuicultura. Según el último informe de Globefish, y si bien los datos definitivos de la producción mundial de abalón en 2016 todavía no están disponibles, se prevé que la producción sea ligeramente inferior a la de 2015 (año, en la que creció un 11 por ciento en comparación con 2014 -más de 150.000 toneladas- impulsada por otro año récord de la producción china)-. Con una previsible estabilización o ligera caída de la producción, lo que sí se ha observado en los últimos meses de 2016, según apunta Globefish, es una fuerte demanda, que provocó precios récord hasta US$80/kg para las especies ‘premium’ y entero vivo/fresco.

En este escenario, China es, y con mucha diferencia, el mayor productor de abalón de cultivo en el mundo, con más de 127.000 toneladas generadas en 2015.  Y no solo eso, sino que además sigue siendo el principal país  consumidor. Tras China, se sitúa como segundo productor mundial de abalón la República de Corea, con más de 10.000 toneladas durante 2015. Le sigue a ambos países, Australia, que tiene la mayor producción extractiva del mundo, con casi 4.500 toneladas desembarcadas.

En términos de comercio, para 2016, China, Australia y la República de Corea (los tres principales productores mundiales) fueron, también, los principales países exportadores. Hong Kong SAR, Japón y Singapur fueron, por su parte,  los principales importadores.

Especialmente representativo es el caso de China, que consume el 90 por ciento de todo el abalón que produce, con precios internos de alrededor de US $ 26 por kg; mientras que los de exportación, para los tamaños más grandes y las especies Premium, superaron los US $ 40 por kg.  Destaca Globefish la “aparentemente insaciable” demanda doméstica, que continúa creciendo, al mismo tiempo que desciende el volumen de exportaciones -en 2016 cayó un 18 por ciento respecto a 2015-, para  satisfacer el consumo interno.

Otro importante consumidor de abalón es Japón, que, en 2016, fue en el segundo mayor importador de esta especie del mundo. Entre los adeptos de abalón más exigentes, el mercado de pescado mayorista japonés en Tsukiji, que es considerado un “marcador de tendencia” para la demanda y los precios. En los últimos dos años, los precios del abalón han sido más altos que en el promedio de los últimos cinco años. Los precios mayoristas en el otoño de 2016 alcanzaron picos de hasta JPY9 300 por kg (US$ 80). Esto contrasta con un promedio de aproximadamente JPY7 500 por kg (US$ 66) en los últimos cinco años.

Además de la República de Corea y Australia, hay otros países donde los volúmenes de producción, ya sea a través la acuicultura como de la pesca extractiva, son importantes; entre ellos, Nueva Zelanda, México, Nueva Zelanda, Chile o EEUU.  

La acuicultura comercial de abalón también existe, aunque en menor medida, en otras partes del mundo, como pueden ser, entre otros, Canadá, Islas del Canal, Francia, Islandia, Irlanda, Italia, Namibia, Nueva Zelanda, Omán y también España, con la empresa Galician Marine Aquaculture (GMA), ubicada en Muros (Galicia), como referente.

ipac. en Twitter

© 2017 IPacuicultura Nota legal Política de privacidad Por ipho