Publicidad
La empresa escocesa diferenciará a través de la huella química los salomones que solo ellos han criado

Loch Duart recurre a la ciencia forense para luchar contra el fraude alimentario

ipac - 9 de marzo de 2018

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin Imprimir

Loch Duart es una empresa dedicada a la cría del salmón innovadora en muchos sentidos. Afincada en Sutherland y las islas Hébridas, en Escocia,  tiene como eje principal de su actividad la producción de salmón de alta calidad mediante el cumplimiento de unos exigentes requisitos desde el punto de vista medioambiental. Todos los medios utilizados para ello, y con el objetivo de minimizar cualquier tipo de impacto, son medidos y seleccionados cuidadosamente; desde el linaje de los salmones a la alimentación, que tratan de que se aproxime lo más posible a la alimentación natural. La gestión de los animales es otro aspecto clave. De hecho, ha sido la primera granja en alcanzar la certificación de bienestar animal RSPCA Freedoom Food, muy valorada en el Reino Unido.

Este cuidado por la producción, la obtención de un producto de alta calidad y la consistencia de su carne, les ha llevado a alcanzar una elevada y distinguida reputación entre los restauradores y clientes finales.

Además de las continuas mejoras en la producción, la protección de la reputación de la marca y el prestigio de la misma es otra de las preocupaciones de la dirección. Con frecuencia escuchamos noticias sobre la sustitución de especies y otros fraudes en el sector de los productos del mar, y es por ello que el equipo gestor de Loch Duart decidió buscar empresas colaboradoras que les ayudaran a reforzar la integridad de su cadena de suministro y, fundamentalmente, asegurar que si un producto lleva la marca de Loch Duart, ha sido producido por ellos.

Oritain ha sido la empresa elegida para lograr este objetivo. Se trata de una empresa experta en la identificación de la huella química de los productos, un patrón único que permite autentificar su origen, y después auditar la cadena de suministro para detectar imitaciones fraudulentas del producto. Tal como explica a IPac. Acuicultura Miguel Flavián, Technical Sales Manager de la compañía, esta huella química la obtiene Ortain mediante el análisis de los elementos traza en la carne del salmón, que el animal recibe del entorno en el que se cría y que permiten diferenciarlos de salmones criados en cualquier otra ubicación.

Loch Duart, destaca Miguel Flavián de Oritain, “tiene ahora herramientas independientes para auditar la cadena de suministro y determinar si el salmón con su marca es auténtico”. Además, la empresa salmonera puede responder mejor a las demandas de transparencia por parte de sus clientes y los consumidores.

Así, y junto con la información de trazabilidad, Loch Duart podrá verificar de forma científica si el salmón realmente se ha criado o no en sus granjas. De esta forma, sus clientes obtienen una mayor garantía de que el producto que compran es auténtico, y se ponen más barreras a aquellos que pretenden cometer fraude a expensas de la marca Loch Duart.

ipac. en Twitter

© 2018 IPacuicultura Nota legal Política de privacidad Por ipho