Publicidad
Ignacio González, CEO de Nueva Pescanova:

“Si las compañías de productos del mar no hacen una apuesta por la acuicultura, se estarán equivocando”

IPac. - 8 de marzo de 2019

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin Imprimir

“Si las compañías de productos del mar no hacen una apuesta por la acuicultura, se estarán equivocando”. Son palabras de Ignacio González, CEO de Nueva Pescanova. De hecho, el propio González aun dejando constancia del enorme peso que tiene la pesca extractiva para esta empresa de alimentación de capital español en términos de volumen, facturación, empleo, países en los que actúa,  etc.–y que se halla entre las cuatro principales del mundo que pescan, cultivan, fabrican, comercializan y tienen, además, una marca potente-, reconocía que “si hoy el consumo mundial es 50/50, donde la mitad de los productos pesqueros proceden de la pesca y la otra mitad de la acuicultura, en nuestro caso estamos en el 55 /45, y no solo eso, sino que somos conscientes de que tenemos que seguir avanzando hacia criar mejor, hacia mejores éxitos de rendimiento y también hacia más especies”.

Nueva Pescanova cuenta con 7.500 hectáreas para cultivo, la gran mayoría dedicadas a la producción de langostino vannamei, que la sitúan como quinto productor de esta especie en el mundo. Un langostino que procede principalmente de Ecuador, pero también de Nicaragua y Guatemala. Producen rodaballo en Galicia, donde cuentan con una hatchery en Mougás (Baiona, Pontevedra) y una planta de engorde en Xove (Lugo). Tienen, además, con una pequeña producción de tilapia en Brasil.

La apuesta por la acuicultura, si bien no es nueva, sí parece que es una apuesta segura para Nueva Pescanova, como se pudo extraer de la intervención de Ignacio González en la conferencia final de PrimeFish celebrada en Vigo. Fueron tres los elementos que destacó el CEO de Nueva Pescanova, tres apuestas de reciente implantación o en curso,  que confirman ese importante papel de la acuicultura para la multinacional de capital español. Todos vinculados a la innovación.

Uno de ellos, ha sido el proyecto Bigotes, que se ha plasmado en un producto conocido, reconocido y apreciado desde su presentación en el mes de octubre en Conxemar –gracias también a la excepcional campaña de publicidad y marketing desarrollada desde entonces-, y en el que “a través un proyecto tecnológicamente superior desde el lado de la piscinas en nuestras operaciones en Ecuador -como recalcaba Ignacio González- hemos conseguido el langostino perfecto; seleccionado uno a uno de nuestras piscinas , intacto desde el origen y con mejor color, textura, y sabor que ningún otro”. Un proyecto de innovación asociado a una seña de identidad que ha venido plasmado para el público en general  en que “si un langostino no tiene bigotes no pude ser Rodolfo”.

De un proyecto ya en ejecución a dos proyectos en curso. Mencionó el CEO de Nueva Pescanova el Pescanova Biomarine Center, del que avanzó que antes de finales de año verá la luz en O Grove. “Queremos que sea el mejor centro de I+D+i en acuicultura de Europa. Y en él trabajaremos en alimentación, en entender cuál es el impacto de la actividad en el medio ambiente y como minimizarlo, queremos investigar sobre nuevas especies y cómo la industria 4.0,  apoyada en la inteligencia artificial y el ‘big data’, se aplica a un negocio como es la acuicultura” que a día de hoy, añadía, “se puede considerar bastante rústico en general”.

Precisamente, de la industria 4.0 -y si bien aplicable y necesaria a lo largo de toda la cadena de valor de la compañía-, “en nuestra casa –apuntaba Ignacio González- es la acuicultura quien más lo necesita”. “En cada una de las fincas de nuestras piscinas de Ecuador o Nicaragua se registran una cantidad ingente de datos (salinidad, temperatura, densidad de cosecha, etc.); una información que se ha venido apuntando en pizarras al pie de finca pero con la que no hacíamos nada, quedándonos solo con el resultado final de kilos por hectárea”.  Con este escenario, y en el marco del nuevo modelo del programa de aceleración de Telefónica que busca dirigir el talento emprendedor hacia la resolución de problemas concretos de la industria gallega, Galicia Open Future, Nueva Pescanova lanzó el siguiente reto: ¿cómo se podrían modelizar los datos recogidos en los sucesivos ciclos de cría del langostino para predecir y corregir, en su caso, comportamientos y optimizar la toma de decisiones presentes y futuras?. La empresa ganadora de dicho reto fue Deicom Technologies, con la que Nueva Pescanova ya está trabajando. “Queremos meter en un “cerebro” (modelo predictivo) toda esa cantidad de datos que generamos en las casi 8.000 hectáreas de las que disponemos, y que me diga con antelación primero, qué es lo mejor y que a partir de ahí me indique cómo tengo que empezar a trabajar para maximizar mis rendimientos. En ello estamos, es un proyecto extraordinario de enorme potencial que, sin duda, nos va a cambiar la vida”, concluía el CEO de Nueva Pescanova.

ipac. en Twitter

© 2019 IPacuicultura Nota legal Política de privacidad Por ipho