Publicidad
Nofima explica que la especie está lista para el cultivo comercial

Noruega quiere rentabilizar sus investigaciones sobre el cultivo de bacalao

Ipac - 13 de marzo de 2019

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin Imprimir

El Instituto noruego Nofima publica un artículo sobre el cultivo de bacalao desarrollado por uno de los investigadores que ha seguido la práctica del cultivo de esta especie desde sus inicios: Øyvind J. Hansen y destaca que “a medida que la quinta generación crece, el investigador de Nofima tiene una gran fe en el futuro de la cría y cultivo del bacalao noruego”.

"Al menos la biología indica que ahora estamos listos para dar un paso más y aumentar el volumen de bacalao cultivado”, destaca Øyvind J. Hansen.

El bacalao es importante para la población a lo largo de la costa noruega, y tener acceso a un suministro estable de bacalao siempre se ha considerado un sueño. Por lo tanto, las autoridades noruegas decidieron establecer un programa nacional de cría de bacalao en 2002. El objetivo era criarlo con mejores características de crecimiento que el bacalao salvaje y con mayor resistencia a las enfermedades. Hubo una gran fe, explica Nofima, y altas expectativas. En su apogeo, había 15 criaderos de bacalao en todo el país. El volumen de cosecha de bacalao cultivado fue de 19 000 toneladas por año en su momento álgido. Sin embargo, este desarrollo positivo se detuvo abruptamente en 2008 y la cría comercial de bacalao en Noruega terminó en 2014.

Øyvind J. Hansen está complacido y satisfecho de que los responsables del Ministerio de Comercio, Industria y Pesca decidieran que el trabajo en la cría de bacalao debería continuar. El compromiso con el conocimiento nunca se equivoca. “Creo que estos compromisos a largo plazo aumentan la velocidad de la innovación y la posibilidad de implementar nuevos conocimientos para los actores industriales. Este compromiso ha generado un bacalao que es más adecuado para la acuicultura. La domesticación lleva tiempo y llegar a ese punto lleva años. La experiencia de otras especies muestra que se necesitan hasta 20 años para establecer cultivos comerciales de nuevas especies”, dice el experto en cría de bacalao.

Los investigadores han eliminado muchos tipos de enfermedades a través del trabajo de mejora. Y la tasa de mortalidad tras mover el bacalao al mar es de alrededor del 16 por ciento, un poco mejor en comparación con el salmón de cultivo. Sin embargo, todavía hay mucho camino por recorrer antes de que uno pueda estar satisfecho.

Comenzaron con "Generación 0". Hoy en día, la quinta generación de bacalao cultivado está nadando alrededor de las instalaciones marinas en Røsneshamn en Ringvassøy, a las afueras de Kvaløy. Los bacalaos se conservan hasta que son sexualmente maduros. Después de 21 meses en el mar, los peces cultivados pesan alrededor de tres kilos y están listos para ser sacrificados.

Las mejoras que se han realizado a lo largo de estos 15 años, tanto en la reproducción como en la producción, permiten a los acuicultores de bacalao tener un punto de partida mucho mejor en cuanto a su cultivo. Proporciona una mayor previsibilidad de la producción y mayores oportunidades para lograr rentabilidad dentro de la acuicultura marina.

“Y el precio del bacalao cultivado está en aumento. Hoy, aquellos que deciden comenzar a cultivar bacalao comercialmente pueden hacerlo con un stock de cría completamente diferente en comparación con los que comenzaron en 2003. Los peces han mejorado en todos los parámetros medibles, y los peces de 2017 y 2018 han sido bien recibidos en la mercado”, apunta Øyvind J. Hansen.

Sin embargo, el investigador reconoce que no cree que el cultivo de bacalao sea un “boom” inmediato. A pesar de los buenos resultados de reproducción, tanto con relación a la enfermedad como a la supervivencia, no hay más de tres o cuatro operadores que han estado dispuestos a invertir nuevamente en la cría comercial de bacalao, y estas son pequeñas operaciones piloto.

"Pero parece que estamos a punto de dar un paso más allá. También es importante que la industria de un paso. Se necesita tiempo para aprender a cultivar una nueva especie. Se necesita tiempo para construir el mercado. No se mueve rápido, pero va en la dirección correcta. Será interesante ver cómo se desarrolla”, dice Øyvind Hansen.

A diferencia del salvaje, el bacalao cultivado no es quisquilloso con la comida. Paralelamente a la investigación sobre reproducción, el desarrollo de alimentos para especies marinas también ha sido continuo. “En colaboración con el fabricante de piensos Troms Fiskeindustri, hemos logrado un progreso considerable en el desarrollo de la primera alimentación para especies marinas. Las pruebas se realizan en nuestras instalaciones y las exportaciones se envían a varios países de Europa”, explica el investigador.

La investigación sobre cría de Nofima está a punto de terminar. El programa nacional de reproducción de bacalao continuará pero está previsto que los operadores comerciales se hagan cargo de la producción. "Somos capaces de suministrar huevos de stock seleccionado. Es la primera fase que es difícil. Cuando la cría tiene alrededor de 1 a 2 gramos, se convierte en un pequeño bacalao que se puede alimentar", dice Øyvind J. Hansen.

ipac. en Twitter

© 2019 IPacuicultura Nota legal Política de privacidad Por ipho