Publicidad
En la Conferencia Mundial de la OIE sobre la Sanidad de los Animales Acuáticos celebrada en Chile

Países y expertos se comprometen, en materia de sanidad animal, para contribuir a una evolución sostenible de la acuicultura

IPac. - 9 de abril de 2019

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin Imprimir

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), como ya informábamos hace unos días, reunió entre el 2 y el 4 de abril en Chile a expertos en sanidad de los animales acuáticos de todo el mundo, provenientes de los sectores público y privado, para debatir sobre la revolución de los alimentos de origen acuático y sobre cómo pueden colaborar para superar los desafíos y acompañar el crecimiento de su producción de una manera sostenible.

En este evento, al que acudieron más de 250 personas en representación de 90 países, y que llevó por lema “Colaboración, sustentabilidad: nuestro futuro”, se destacaron las múltiples oportunidades de crecimiento continuo que la acuicultura tiene por delante y la necesidad de una colaboración entre los responsables de la toma de decisiones, los profesionales de la sanidad animal y otros socios para garantizar el desarrollo seguro y sostenible del sector.

Durante los tres días, tal como destaca el OIE, los participantes tuvieron una oportunidad única de discutir mejores enfoques de respuesta ante las enfermedades emergentes, mejores prácticas de bioseguridad, las estrategias para reducir el uso de agentes antimicrobianos y la importancia de la implementación de las normas internacionales de la OIE.

Al final de la reunión, se presentaron una serie de recomendaciones innovadoras que se propondrán para aprobación en la Asamblea Mundial de la OIE este próximo mes mayo.

En particular, dichas recomendaciones instan a los Países Miembros a:

(1) tomar medidas para mejorar el cumplimiento de las normas de la OIE, en especial en el campo de la vigilancia y la detección temprana, la notificación a la OIE de las enfermedades de los animales acuáticos, la prevención y el control de agentes patógenos en los animales acuáticos;

(2)implementar medidas de bioseguridad para mitigar el riesgo de introducción o propagación de agentes patógenos en los establecimientos de acuicultura;

(3) garantizar que se notifiquen a la OIE de forma transparente, oportuna y consistente, todas las enfermedades de la lista de la OIE y las enfermedades emergentes a través de WAHIS para permitir a los Países Miembros tomar las medidas apropiadas para prevenir la propagación transfronteriza de importantes enfermedades de los animales acuáticos;

(4) garantizar que se respeten en cada país las normas y directrices de la OIE sobre el uso responsable y prudente de agentes antimicrobianos, y promover los avances en la gestión de enfermedades y así reducir la necesidad de antimicrobianos.

Sobre la base de estas recomendaciones, intentemos construir un proyecto juntos combinando las iniciativas de todos los socios para encontrar sinergias y maximizar el impacto en los resultados. Este es el desafío de la OIE para los próximos años’, ha apuntado la directora general de la OIE, Monique Eloit.

ipac. en Twitter

© 2019 IPacuicultura Nota legal Política de privacidad Por ipho