Publicidad
Ha sido una de la conclusiones del encuentro organizado por Fedepesca en el marco de e-FishNet

Se confirma las dificultades para llevar a la práctica formación específica y oficial para el sector minorista de pescado

Ipac. - 20 de marzo de 2017

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Imprimir

Hace unos días se celebró en la sede de la Federación Nacional de Asociaciones Provinciales de Empresarios Detallistas de Pescados y Productos Congelados (Fedepesca)  una reunión enmarcada en el Proyecto e-FishNet, sobre formación del sector minorista de pescado. e-FishNet, cofinanciado por el programa Erasmus +de la Unión Europea, pretende estudiar en profundidad  la situación actual en relación con los modelos formativos en el ámbito del sector minorista en los países que integran el consorcio, crear una red de colaboración mundial en este ámbito  y desarrollar una plataforma e-learning con contenidos destinados al colectivo minorista de pescado.

En esta reunión, a la que asistieron representantes de entidades públicas como la Agencia para el Empleo de Madrid, el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal), la Dirección General de Formación de la Comunidad de Madrid, APROMAR (Asociación Empresarial de Acuicultura de España) o la Confederación de Empresarios de Madrid- CEOE (CEIM), así como representantes de universidades y Asociaciones de la Gran Distribución, a través de ACES,  se puso sobre la mesa, entre otros aspectos, el estado dela arte y la problemática actual en el ámbito de la formación de este colectivo.

En el debate posterior a las ponencias giró, según explican desde Fedepesca,  en torno a los problemas detectados y las opciones de mejora. “Una mala definición de la cualificación profesional que incluye competencias del sector industria, es uno de los problemas principales que se han detectado”, subraya Fedepesca . Y es como, como añade la Federación, lo anterior conlleva que este certificado de profesionalidad “no se adapte a las necesidades reales del sector minorista de pescado, y a su vez supone que acreditar las instalaciones para ofrecer este certificado de profesionalidad sea una tarea difícil y costosa”. Y de ahí, que en España “apenas existen instalaciones acreditadas para ofrecer este certificado. Esto deriva en que no sea posible cursar este certificado en la mayoría de Comunidades Autónomas”.

También se habló de la Especialidad formativa que entraña menos dificultades en general que los Certificados de Profesionalidad, “y que puede ser una vía a explorar con el fin de ofrecer formación específica para el sector minorista de pescado”. En lo relacionado con la tele-formación también se han encontrado  algunas dificultades, “en especial si se decide desarrollar parte de un certificado de profesionalidad por esta modalidad, ya que se vuelve al problema de la acreditación de las instalaciones”. Sin embargo, añaden,  “no existen esas dificultades para cursos relacionados con la Formación Programada, a pesar de que sea en formato online”.

Tras abordar en detalle estos temas, la principal conclusión a la que se llegó en esta reunión, y así lo subraya Fedepesca, “es que existen serias dificultades para llevar a la práctica formación específica y oficial para el sector minorista de pescado, y es un problema que se extiende a buena parte de los distribuidores minoristas y mayoristas de alimentación fresca y de sectores distribuidores de alimentos en nuestro país, lo que se traduce en  más de 500.000 trabajadores en incluidos en dichos sectores.  Se imposibilita el relevo generacional y que nuevos trabajadores accedan a estos puestos de trabajo al no existir formación específica”. De estas dificultades, apuntan,  “se han hecho eco todas las organizaciones, que resaltan la dificultad para encontrar vendedores en el sector alimentación de distribución comercial”.

ipac. en Twitter

© 2017 IPacuicultura Nota legal Política de privacidad Por ipho