Publicidad

Desciende la producción acuícola en 2017 en Andalucía

IPac. - 11 de julio de 2018

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin Imprimir

En el año 2017 la acuicultura andaluza comercializó 6.873 toneladas de productos obtenidos en la fase de engorde, que generaron 53,6 millones de euros. A esto se suman los 44,84 millones de unidades producidas en las fases de hatchery y nursery (alevines/semillas) por valor de 6,55 millones de euros.

En general, y así se recoge en el informe de 2017 sobre acuicultura en Andalucía, la producción de 2017 respecto al año anterior, ha sido inferior “debido a motivos coyunturales”, principalmente, se añade, debido al descenso en producción de lubina, “dado que una de las mayores empresas no ha producido, por traslado de sus instalaciones a otra zona de la costa andaluza”. Esta disminución de la producción también se ha apreciado en el grupo de moluscos, y que se motiva en este documento por “los cierres por biotoxinas que ha impedido su comercialización”.

DATOS 2017

El engorde a talla comercial (con 6.873 tn) es la actividad más importante de la acuicultura marina andaluza, que durante el año 2017 concentró en producción de peces (5.744 toneladas) el 83,57 % del tonelaje total comercializado y el 94% del valor económico. En segundo lugar ha sido la producción de moluscos (931 tn) con un 13,55 % y con un 2,77 % los crustáceos. Las algas suponen un 0,1% del tonelaje aunque un 3 % de la facturación acuícola regional. El grupo de los anélidos aporta una producción muy reducida del 0,03% y un valor económico del 0,04%.

Por grupos de especies, la cría de peces ha sido de 5.744 toneladas, destacando la producción de lubina (60 %), seguida de la dorada (16 %), atún rojo (13 %) y lenguado (9 %), representando estas especies el 98 % de la producción total de peces.

El cultivo de moluscos, cuya producción en 2017 ha sido de 931 toneladas, está representado por cuatro especies, siendo la especie de mayor producción “y que presenta una clara tendencia ascendente de cara al futuro” el mejillón, que supone el 97 % seguida de la producción de ostión con un 2 % y la almeja fina con un 1,2 %, del total de moluscos.

Los crustáceos registraron en 2017 una producción del 191 toneladas,  correspondiendo al camarón el 99% del volumen producido; una especie, se señala en el informe “muy interesante desde el punto de vista comercial ya que es un producto de gran aceptación por todo el litoral andaluz”,  que se cría en sistemas totalmente extensivos en zonas estuáricas y de marisma, por parte empresas que se concentran mayormente en la región Suratlántica. El langostino japonés o tigre supone 1% del volumen de la producción y se obtiene mediante sistemas intensivos de engorde.

En cuanto a la producción de algas, esta ha sido de 7,11 toneladas, principalmente cultivo de microalgas (96 %), y el resto corresponde a cultivos de macroalgas.  La producción industrial de microalgas está principalmente formada por las especies Nannochloropsis gaditana, Tetraselmis chuii y Phaeodactylum tricornutum, siendo la primera la que acapara la mayor parte de la producción. Esta producción, se recoge en el documento, “tiene como destino principal la industria acuícola y proviene de una empresa ubicada en la provincia de Cádiz, que lleva desde 2009 en funcionamiento y que en los últimos años se ha destinado al consumo humano, concretamente de la especie Tetraselmis chuii”.

En cuanto al grupo de los anélidos, de gusana de sangre (Marphysa sanguinea) se produjeron 240 kg que mantienen un buen precio medio.

ipac. en Twitter

© 2018 IPacuicultura Nota legal Política de privacidad Por ipho