Publicidad
En su XXI reunión anual en Dubrovnik, Croacia

Los países de ICCAT dan por finalizado el plan de recuperación del atún rojo del Mediterráneo y dan paso a un plan de gestión

Ipac. - 20 de noviembre de 2018

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin Imprimir

Este lunes, 19 de noviembre, las partes de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) han dado por finalizado el plan de recuperación del atún rojo, cinco años antes de lo previsto, y aprobado un nuevo plan de gestión, que continua garantizando la sostenibilidad de la pesquería.

Y es que, tal como sucedió como sucedió en 2017, la reunión anual ha confirmado el rotundo éxito del plan de recuperación del atún rojo del Atlántico oriental y mar Mediterráneo, que ha permitido recobrar las existencias de la pesquería previstas para 2022. A partir de ahora, las partes de ICCAT aplicarán un plan de gestión.

España, tal como informa el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación,  ha defendido este paso de un plan de recuperación  a un plan de gestión “que simplificase las medidas existentes y mantuviese el exigente sistema de control implantado”.

La recuperación de esta especie, añade el Ministerio, “supone un espaldarazo a la correcta gestión de las organizaciones regionales de pesca (ORP)”, en este caso ICCAT que ha conseguido recuperar el recurso gracias a un ejercicio conjunto de responsabilidad en la gestión de la pesquería “en el que España ha sido líder en cumplimiento y vigilancia, como demuestra la reciente operación que ha desarticulado una organización destinada a comercializar atún rojo ilegal”.

Entre las mejoras del nuevo plan de gestión, se destaca la flexibilización de las temporadas de captura, y la eliminación de las restricciones a la inclusión de buques artesanales en los planes anuales de pesca.

Asimismo, avanza el Ministerio, se ha actualizado el cuadro de cuotas asignando a la UE en 2019 y 2020 un total de 17.623 y 19.460 toneladas, lo que significa un aumento de 93 y 100 toneladas extra, respectivamente. Estas cuotas adicionales están pendientes de reparto en el seno de la UE, lo incrementaría el cupo de 5.625 toneladas prevista para España el año que viene. Con ello, el aumento global de cupo superaría el 13%, respecto a las 5.000 toneladas de 2018.

ipac. en Twitter

© 2019 IPacuicultura Nota legal Política de privacidad Por ipho