Publicidad
El estudio lleva por nombre “Otro consumo para un futuro mejor”

Los aspectos éticos y medioambientales pesan en las decisiones de consumo de 3 de cada 4 españoles, según un estudio de la OCU y Foro NESI

IPac. - 8 de febrero de 2019

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin Imprimir

"Los consumidores vamos dando cada vez más importancia a los aspectos éticos y medioambientales en nuestras compras y decisiones de consumo. Cada vez son más quienes adoptan hábitos y estilos de vida que se alejan del consumo desaforado o del usar y tirar, que pasa una elevada factura en términos sociales y ecológicos”.  Así se extrae de un estudio realizado por la de Nueva Economía e Innovación Social en el que se revisan los hábitos de consumo sostenible del consumidor español de ahora, cuál es su relación con las nuevas economías (circular, verde, colaborativa, social y solidaria, feminista, finanzas éticas…), qué obstáculos se encuentran, qué herramientas tienen para superar las barreras o cuáles son las expectativas que depositan en sus decisiones de consumo para que contribuyan a mejorar el mundo.

El estudio, tal como explica la OCU, se ha realizado a partir de las encuestas a más de 1 280 consumidores, las conclusiones extraídas de tres grupos de discusión con consumidores comprometidos con el consumo responsable, una encuesta exploratoria a 340 personas para medir los hábitos de este tipo de consumidores y 26 entrevistas realizadas a expertos en consumo sostenible y nuevas economías.

Según este trabajo, los aspectos éticos y medioambientales pesan en las decisiones de consumo de 3 de cada 4 españoles. La falta de información, de accesibilidad o el precio en ocasiones son barreras para consumir de otra manera, “pero cada vez más consumidores conscientes apuestan por un consumo diferente, un consumo mejor”.

Según la encuesta representativa a 1 280 consumidores, el 73% de los españoles ya toma decisiones de consumo por motivos éticos y ecológicos, el 62% cree que su consumo es una herramienta para cambiar el mundo; y el 57% se siente identificado con los mensajes de las nuevas economías (pese a que muchos no conocen estas iniciativas)

Asimismo, en los grupos de discusión y la encuesta exploratoria con 340 consumidores se han identificado qué medidas concretas se plasman la apuesta por un consumo más sostenible, a saber, intentar reparar antes de tirar (lo hacen 8 de cada 10 consumidores comprometidos), comprar y consumir en tiendas o establecimientos de cercanía (un 61%); mirar de dónde vienen las prendas que compra (42%) u optar por productos de banca ética (30% )

Además,  y así lo destaca la OCU, otras acciones, como el reciclaje de residuos, el ahorro de agua en los hogares, buscar producto local, preocuparse por el bienestar animal, elegir productos menos procesados o plantearse alternativas de transporte “están cada vez más extendidas”. 

Asimismo, y en el camino hacia un consumo diferente “que ya no tiene marcha atrás”, los usuarios detectan barreras, y refieren en su día a día obstáculos para consumir de una manera diferente. Estas barreras son, en especial, la falta de información, el precio, la accesibilidad y la dificultad para encontrar empresas responsables.

“Los consumidores sabemos de la dificultad de llevar a cabo un consumo sostenible y coherente, pero el estudio de OCU y NESI revela que los usuarios españoles practican ya un consumo más consciente, reflexionan más sobre el impacto de sus decisiones y miran más allá de sus intereses individuales a la hora de consumir”, apunta la OCU. Además, añaden, “quienes ya están implicados en las nuevas economías (circular, verde, colaborativa, social y solidaria, feminista, finanzas éticas…) adoptan de manera sistemática hábitos y decisiones de consumo más sostenibles. A mayor conciencia de los problemas, más son los hábitos de consumo sostenible que se adoptan”.

El estudio “Otro consumo para un futuro mejor” se puede descargar aquí.

ipac. en Twitter

© 2019 IPacuicultura Nota legal Política de privacidad Por ipho